Todas las recetas de fajitas

Cómo hacer fajitas

Todas las recetas de fajitas

Todos conocemos las famosas fajitas mexicanas. Son un plato perfecto para una cena tex-mex. Lo mejor de todo es que se pueden rellenar con la carne que más nos guste, cerdo, ternera, pollo, y se puede acompañar de varios tipos de salsas, guacamole, pico de gallo, salsa de queso o de tomate, salsa vinagreta...

Las fajitas son muy divertidas de hacer y de comer. Sólo tienes que rellenar tu tortilla con los ingredientes que quieras, plegarlo y comerlo. Aquí hay un montón de recetas que puedes probar.

Fajitas de pollo

Las fajitas son uno de los platos mexicanos por excelencia, una cocina en la que premian los productos naturales, el contraste de sabores y el color, convirtiendo a cualquier comida en todo un festival de olores, texturas y sabor.

Para que puedas poner el toque internacional en tu mesa, queremos compartir contigo la receta de las fajitas de pollo, muy fáciles de hacer y que seguro que gustarán a toda la familia.

Fajitas de pollo

Para su elaboración necesitarás:

  • 300 gramos de pechuga de pollo.
  • 1 paquete de tortillas de harina de maíz.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 3 pimientos (rojo, verde y amarillo)
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo.
  • Unas gotas de salsa picante o un par de guindillas cayena
  • 70 gramos de tomate triturado natural.
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Modo de elaboración

Lo primero que debemos hacer es lavar la cebolla y los pimientos. Después lo picaremos todo en juliana, pero no demasiado gruesa. Por otro lado, pelaremos los ajos, los laminaremos y lo reservaremos todo.

A la pechuga de pollo le retiraremos toda la grasa o huesos que pudiera tener, la cortamos longitudinalmente en varios filetes y con ellos haremos tiras, las salpimentaremos al gusto y reservaremos.

En una sartén pondremos un poco de aceite de oliva a calentar a fuego medio y echaremos la cebolla, los pimientos y un poco de sal y los dejaremos que poco a poco se vayan pochando.

Después echaremos las guindillas o unas gotas de salsa picante y vamos dejando que se hagan, removiendo suavemente de vez en cuando hasta que todos los ingredientes se queden dorados.

Es en este momento es cuando tenemos que añadir los ajos, porque si los echamos antes, se acabarían quemando y su sabor estropearía la receta.

También añadiremos el pollo, el tomate triturado y el vino y lo dejaremos cocinar durante unos 5 minutos, para que se pueda evaporar el alcohol.

Cuando acabe, ya estará listo para servir no hace falta que repose. Por ello, cuando falte poco tiempo se deben ir calentando las tortillas para que los comensales puedan tenerlo todo listo y disfrutar de este tradicional plato mexicano.

Consejos

Aunque sea un plato mexicano, no es obligatorio echarle picante. Si lo que queremos es que pique un poco solamente, debemos retirar las guindillas antes de echar el pollo a la sartén.

Si no tenéis vino blanco podéis echarle un poco de cerveza o vino tinto, aunque los taninos oscurecerán el pollo y quedará menos vistoso.

Más Todas las recetas de fajitas

Fajitas vegetarianas

La tendencia “veggie” está muy de moda actualmente y podemos encontrar infinidad de elaboraciones gastronómicas diferentes, muchas de ellas originales y otras variaciones adaptadas a esta corriente, como por ejemplo las fajitas.

¿A quién no le gustan las fajitas? Se trata de uno de los platos más conocidos de la gastronomía mexicana y que se consumen actualmente en todo el mundo.

Leer completo

Fajitas thermomix

Contar con una Thermomix en casa es tener ante nosotros o nosotras todo abanico de oportunidades de preparar comidas que antes seguramente no hubiéramos imaginado hacer, como por ejemplo unas deliciosas fajitas.

Con este dispositivo, no tendremos que utilizar ni ensuciar tantos utensilios como si las hacemos de la forma más tradicional, con la sartén. Si nunca las has probado y quieres lanzarte a la aventura del sabor, te vamos a decir cómo hacerlas.

Leer completo

Fajitas de merluza

Normalmente, cuando hablamos de fajitas mexicanas se tiende a pensar en las de pollo y carne, dos de los ingredientes con los que más se prepara este famoso plato, aunque hay muchas variaciones y algunas de ellas tan especiales como la fajita de pescado.

Si te gustan los sabores y las texturas diferentes, te invitamos a continuar con nosotros porque vamos a compartir contigo la receta de las fajitas de merluza, para que sorprendas a los tuyos con una nueva forma de comer vegetales y pescado.

Leer completo

Fajitas con guacamole

Quien más o quien menos conoce algunos de los platos de la gastronomía mexicana, sobre todo ahora, que la gastronomía global está teniendo un tirón tan importante.

Entre sus muchos platos estrella destacan las fajitas, las cuales podemos preparar con infinidad de ingredientes, carne de ternera, pollo, pescado, vegetal, salsa de yogur con vegetales, al curry o como os vamos a enseñar a hacer en esta entrada, con guacamole.

Leer completo

Fajitas con carne de ternera

Las fajitas son una elaboración gastronómica que permite infinidad de variaciones en cuanto a sus ingredientes, por eso siempre podremos prepararlas siguiendo el modo más tradicional mexicano o personalizarlas a nuestro gusto.

Junto al pollo, la carne de ternera es uno de los ingredientes preferidos para incluir en este plato y por ello queremos compartir con todos vosotros y vosotras la receta de fajitas con carne, para que probéis el auténtico sabor mexicano en vuestra mesa.

Leer completo

Las fajitas pueden acompañar a tu menú de fin de semana. Por ejemplo, si te pones a cocinar un arroz con verduras de primero y eliges una receta solomillo de cerdo de segundo. También puedes tomar un postre de zanahoria en forma de tarta.

Mi amor por la cocina me ha llevado a querer aprender nuevas técnicas de preparación, cocinar nuevos ingredientes y aprender a hacer nuevas recetas. Y aunque esto no ha sido fácil, con la ayuda de webs de recetas novedosas y modernas, como http://www.lavapieshoy.es he logrado mi meta.

La cocina ya no es un misterio para mi, y he logrado hacer platos que nunca habría ni intentado. Si yo he podido hacerlo, tu también puedes.